Para todos los gustos

La elección del domingo dejó varios datos relevantes y pero de sencilla interpretación: Cambiemos ganó en 101 distritos. Unidad Ciudadana en 34 del territorio bonaerense.

Ahora bien. De esos municipios, la ex presidenta se impuso en 15 de los 34 más poblados: todos los de la zona sur del Conurbano y varios del Oeste bonaerense. Después, hay que buscar con el google ear para encontrar los restantes que apoyaron la propuesta de Cristina Fernández de Kirchner dentro del interior bonaerense, que se tiñó del multicolor enfoque de Cambiemos.

Una observación profunda del fenómeno del domingo lo brindó un analista del oficialismo bonaerense que mostró el ejemplo de Pilar, lugar donde la lista local ganó ampliamente sobre todas las corrientes opositoras pero sumadas todas las listas de Unidad Ciudadana quedó debajo por dos puntos.

El fenómeno es el siguiente: Esteban Bullrich perdió considerablemente en la franja del distrito que limita con Malvinas Argentinas y Moreno, distritos K que marcaron, junto con Merlo, las mayores diferencias porcentuales a nivel de Senadores nacionales. Luego, ese cuadro cambia considerablemente cuando se toman los datos que van más hacia la zona noreste, en las que gana bien el oficialismo.

Un fenómeno similar se puede ver en la zona Sur. Lomas de Zamora y Avellaneda fueron muy permeables a las corrientes que venían desde la Capital Federal. Esa paridad se acentuó en Lanús, aunque al inte4ndente Darío Grindetti no le alcanzó. El caso de Quilmes completa este cuadro de desolación en el que se sumerge el oficialismo cuando se aleja de su centro de gravitación: Capital Federal y su zona norte.

Quien más debe enderezar su estrategia, indudablemente, es Sergio Massa: de ganador hace cuatro años, pasó a ser el segundo honroso en 2015 en varias localidades. Hoy, como en San Isidro, quedó cuarto, detrás del vecinalismo local, y peleó voto a voto Tigre. A nivel nacional, Massa perdió San Fernando, su otro bastión.

Comparte esto con todos tus contactos
Alejandro Cancelare

Alejandro Cancelare

Periodista, analista político, escritor en Sentido Común.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

uno × 1 =